¿Por qué se suicidan los japoneses?

Japón es el país donde más suicidios al año se cometen. ¿Por qué? Es muy difícil contestar a esta pregunta, pero intentaremos indagar en algunas de las razones.

Primero debemos entender un poco más la forma de pensar de los japoneses. Una de las religiones más influyentes en la forma diaria de actuar de la gente en Japón es el sintoísmo. Se podría decir que, según el sintoísmo, hay que hacer las cosas que "se deben" en cada momento, hay que "seguir el camino marcado". Remontándonos a la época de los samuráis, si alguno de ellos fallaba en alguna misión muy importante, al encontrarse otra vez con su superior sentía que no había hecho lo que debía y, a continuación, se suicidaba. Esto se ha trasladado a la época actual.

Hoy en día, si el padre de una familia no puede pagar un préstamo o no puede hacerse cargo de los gastos de la boda de su hijo/a, puede incluso llegara a suicidarse para que perciban el dinero del seguro de vida. Por otro lado, si trabajas en una empresa y cometes algún gran fallo que les pueda hacer perder millones, una de las opciones que siguen muchos japoneses es el suicidio. En el caso de los jóvenes, el suicidio suele venir después de suspender algún examen muy importante, normalmente el examen que se hace antes de entrar en la universidad. Estas parecen ser las razones más comunes por las que se suicidan los japoneses. Casi siempre sucede cuando no se consigue realizar lo que cada uno debería haber hecho. Toda esta explicación se podría resumir en el concepto de "presión social", que habitualmente se suele usar para describir la situación en Japón.

Territorio suicida
El lugar favorito para suicidarse de los japoneses es las vías del tren o del metro de Tokio. Al igual que en los Estado Unidos uno de los lugares más populares para cometer suicidio es el Golden Gate, en Japón es famosa la línea de trenes Chuo, la misma que usan más de veinte millones de japoneses cada día, ya que atraviesa Tokio justo por el centro.

Resulta que esta práctica hace perder mucho dinero a las compañías de trenes, por lo que, si los técnicos logran identificar al suicida, le costará la ruina a la familia. Dicen que hay que pagar multas de hasta 100 millones de yenes (unos 700000 euros), para costear los servicios de limpieza y retrasos de todas las líneas que haya provocado.

Según dicen, la línea Chuo es ideal para el suicidio porque los trenes van muy rápido por dentro de la ciudad (más de 100km/h), y donde hay poca visibilidad, facilitando de esta forma que el conductor del tren no tenga tiempo para frenar. Otro de los factores es que la compañía que gestiona esta línea es estatal y sanciona con menos dinero a los familiares de los suicidas. Es decir, es la línea que te asegura un suicidio más limpio y barato. Otra de las razones es el efecto llamada: al salir en los medios como el lugar con más suicidas lo convierten en un lugar más atractivo, muy similar a lo que sucede con el Golden Gate de San Francisco.

Dejando a un lado las curiosidades, desde hace unos años el número de suicidios es tan alto que ha comenzado a afectar notablemente al crecimiento de la población y, por tanto, a la economía. El gobierno está empezando a tomar conciecia y a aplicar algunas medidas, veremos si en el futuro la situación mejora.

Comentarios