Tecnología y ciencia

Japón es, junto a los Estados Unidos y Corea del sur, el país tecnológicamente más desarrollado del mundo. En muchos campos superan con creces a los estadounidenses, como por ejemplo, la tecnología automovilística, en robótica y en microelectrónica, por citar algunos.

Japón tiene un sistema educativo excelente. Al terminar la educación secundaria, según las estadísticas, los japoneses son los mejores del mundo en matemáticas, en temas de letras no lo son por poco y además cuentan con universidades líderes en el mundo, tales como la Universidad de Tokio o Waseda.

En el terreno científico no se quedan atrás, tienen un programa aeroespacial, un laboratorio de física nuclear que incluye el mejor detector de neutrinos del mundo, el "Superkamiokande", poseen varias agencias y organizaciones para la promoción de la ciencia y la tecnología.

Las empresas japonesas también dedican una gran parte del presupuesto a la investigación básica, desarrollando nuevas tecnologías que al cabo del tiempo invaden el mundo, como por ejemplo el Compact-Disc, fruto de la colaboración entre Philips y Sony, el DVD, también impulsado en su mayoría por empresas japonesas, el mítico Walkman, los coches híbridos, etc. Simplemente pensad en los aparatos que usáis cada día y veréis que muchos son de marcas japonesas y, si externamente no lo parecen, casi seguro que dentro habrá algún chip japonés.

Un campo en el que destacan especialmente es en la robótica, en Japón existen casi más robots que en todo el mundo. Existe una gran afición por ellos desde hace más de un siglo, cuando ya se empezaban a crear los karakuri. Más tarde fueron los primeros en crear un robot humanoide, liderando la investigación una empresa privada, Honda. El último éxito en este terreno son los robots mascota que fueron desarrollados por primera vez por Sony con su famoso Aibo. En Japón, los robots se ven como amigos en vez de enemigos. En las películas, novelas y dibujos japoneses, el robot casi siempre es alguien benévolo que ayuda y que tiene sentimientos. En cambio, en nuestra tradición occidental los robots se suelen ver como enemigos apocalípticos cuyos chips se vuelven locos e intentan matar a los humanos. Podríamos decir que los japoneses aceptaron primero la entrada de las máquinas en sus vidas. Es sorprendente ver la habilidad que tienen los abuelos japoneses para usar ordenadores o mandos a distancia, porque tienen más práctica que nosotros. La revolución tecnológica empezó antes en Japón que en cualquier otro lugar del mundo.

Japón es el futuro
Japón es el país con mayor porcentaje de aires acondicionados instalados en casas (cerca del 98%), ver la televisión por Internet con el móvil es algo normal desde el año 2004, también es el país que tiene mayor porcentaje de microondas domésticos del mundo, en el año 2005 ya se ofrecían conexiones a Internet a 1Gbps a precios razonables, también son líderes en penetración de sistemas de navegación en coches, tienen los mejores teléfonos móviles del mundo (los analistas suelen decir que la telefonía móvil japonesa va dos años por delante de la europea), etc. Viajar a Japón se está enfrentando a la competencia de otros países asiáticos, pero está sabiendo adaptarse rápidamente llevando a cabo la investigación y delegando la manufactura de los productos en China, para luego encargarse de la exportación de la tecnología por todo el mundo.

Comentarios