Religión

La República de Corea garantiza la libertad de credo a la gente de su territorio, y promueve el desarrollo y las actividades de diversas religiones.


Breve referencia de las religiones en Corea
La mitología antigua de Corea da a conocer que la creencia original privilegiaba como la entidad máxima el Cielo al que se consideraba un ser trascendental que supera a todos los seres existentes en la naturaleza. Los personajes Hwan In y Hwan Woong que aparecen como deidades en los relatos mitológicos de Dangun representan el Cielo o la personificación de lo celestial. Estas creencias partían del deseo humano de apoyarse en la protección y la bendición otorgadas por las divinidades. Entrando en la era de los tres reinos las prácticas religiosas adoptan artes mágicas y misteriosas, que posteriormente toman formas filosóficas y de autodisciplina en busca de la verdad con la introducción del budismo y el confucianismo. Hasta el siglo XII el budismo goza del estatuto de religión popular, mientras que el confucianismo deriva en las bases de las ideologías políticas. Los gobiernos de la dinastía Joseon privilegiaron las pesquisas del confucianismo, reprimiento relativamente las prácticas budistas. Hacia finales del reino de Joseon se introdujo el cristianismo en la península coreana, al tiempo que resucitaron las creencias tradicionales como el Cheondogyo o el Jeungsangyo. En la Corea moderna se encuentran ampliamente difundidos el cristianismo y el budismo. Las religiones autóctonas como el Daejonggyo o el Dangungyo constituyen una minoría, aunque se observa una amplia capa de prácticas populares del chamanismo.


Religión y población (distribución religiosa)
Corea del Sur
Según datos del año 2005 del censo de la oficina nacional de estadísticas, el número de personas que afirmaron practicar alguna religión en particular fue de 24.970.000. Esto constituye el 53,1% de la población total, mientras que el 46,5% respondió que no tenía religión alguna.

Corea del Norte
En Corea del Norte no existe la libertad de religión, por lo que se puede decir que no existen prácticas religiosas per se. Oficialmente el número de practicantes de cualquier religión no pasa de los 30.000 en todo el país, aunque se calcula que puede ser considerable el número de practicantes extraoficiales.


Religiones principales
Budismo
Se introdujo en Corea hacia el siglo IV. Se transmitió a través de China, por lo que difiere del budismo de las regiones del sur que se concentra en el despertar espiritual del individuo y busca la emancipación personal. El budismo de Corea sigue la tradición del budismo Mahayana que apunta lograr la salvación común de la humanidad. Aunque sus orígenes son foráneos, se ha fundido exitosamente con las creencias populares y las tradiciones culturales, estableciéndose como parte de las prácticas originales del pueblo coreano. Los tres reinos y la Silla Unificada fueron naciones budistas, y esta tradición se mantuvo hasta la era de Goryeo. Hacia finales del siglo XII, con el establecimiento de la dinastía Joseon se introdujo el confucianismo de la doctrina Sung que pronto se estableció como base ideológica del reino. Con esto el budismo perdió terreno en el ámbito oficial.

Protestantismo
El inicio del cristianismo protestante se dio con la entrada de misioneros estadounidenses en el año 1884. Con la apertura del reino al occidente, la divulgación de la religión cristiana se dio mediante los servicios médicos, educativos, sociales y voluntarios de los numerosos misioneros de diversas ramificaciones. Durante el período de colonización japonesa, entre los años 1910 y 1945, el cristianismo puso en alto los valores nacionales y el espíritu independiente, sirviendo de eje central en la unificación de las fuerzas emancipadoras, con lo que logró establecer sus raíces en la península coreana. Sin embargo, hacia los últimos años de la colonización japonesa muchas iglesias protestantes colaboraron con las atrocidades del gobierno japonés para poder sobrevivir a la opresión. Con la emancipación y los tiempos confusos de la Guerra de Corea, la iglesia protestante renació con mayor fuerza y constituye hoy día la segunda religión más importante de Corea del Sur.

Catolicismo
Se transmitió a la península coreana en el siglo XVIII. Colaboraron a su difusión los políticos del grupo Namin que en su momento no encontraban el camino para ejercer influencia en la corte de Joseon. Al principio la doctrina se denominó “teoría del oeste” porque provenía del occidente, y fue objeto de estudio más que de fé. Este proceso ha hecho que la introducción del catolicismo en Corea fuera singular en el hecho de se haya dado voluntariamente mediante el estudio y la investigación que posteriormente condujo, además, a que los estudiosos coreanos solicitaran la visita de misioneros. Sin embargo, al principio el catolicismo sufrió de persecuciones que dieron como resultado el sacrificio de religiosos, puesto que el gobierno se mantenía estricto en su política de clausura, no necesariamente de oposición religiosa. Actualmente constituye la tercera religión más importante de Corea del Sur con un 35% de creyentes que profesan el catolicismo.

Islamismo
Los primeros coreanos convertidos a la religión musulmana fueron aquellos que fueron desterrados de la península coreana por el gobierno colonial japonés, y se establecieron en las tierras de Manchuria donde entraron en contacto con el islam. La divulgación de este credo se dio por medio de los turcos que llegaron a Corea como parte del ejército de las Naciones Unidas durante la Guerra de Corea. En 1955 se estableció la primera asociación islámica de Corea y se eligió el primer Imán. Hacia 1970 se completó la construcción de una mezquita en el distrito de Hannam de la ciudad de Seúl, a lo que siguieron aperturas de varios recintos religiosos islámicos en otras ciudades principales de Corea del Sur. Según datos del año 2007, Corea del Sur cuenta con unos 140.000 musulmanes.

Religiones tradicionales y el chamanismo
El confucianismo de hoy es más una forma de pensamiento moral o de filosofía ética que una práctica religiosa. Por esto se puede decir que, convencionalmente, la forma de pensar del pueblo coreano tiene tendencias confucianistas. Las religiones tradicionales como el Cheondogyo o el Daejonggyo tienen como base las prácticas tributarias a los antepasados y reverencia hacia la deidad Dangun, fundador de la nación coreana. Las religiones como el budismo Won y el Jeungsangyo son creencias autóctonas y populares de Corea. El chamanismo también tiene raíces profundas en las prácticas religiosas del pueblo coreano. Aun hoy día, muchas personas acuden a las artes de la adivinación antes de tomar decisiones importantes, o realizan ceremonias rituales chamanísticas cuando se ven en situaciones difíciles.

Comentarios