Do

El Do en el vocabulario japonés
Hay muchos nombres de artes tradicionales japoneses que incluyen este carácter, también artes marciales o palabras que expresan cierto conocimiento filosófico o religioso. Veamos a continuación una pequeña lista con palabras que tienen el carácter do:

  • = Shintô = El "camino" de los dioses = Sintoísmo
  • 教 = Dôkyô = El "camino" de la fe = Taoísmo
  • = Akudo = El "camino" del mal = Malo, malvado
  • 楽 = Dôraku = El "camino" del confort = Entretenimiento
  • 路 = Dôro = Carettera
  • 場 = Dôjo = El lugar del "camino" = Sala de entrenamiento
  • = Sadô = El "camino" del té = Ceremonia del té

  • Estos son solo unos pocos ejemplos, pero en el diccionario hay varios centenares de entradas que contienen este carácter. Son palabras que se usan a diario en Japón, Asia e incluso en Occidente: judo, kendo, aikido, han llegado a tener cierta popularidad en nuestro país. La diferencia es que en Japón no solo es un simple carácter, sino que es todo un concepto filosófico y una forma de vida que está fuertemente arraigada en el pensamiento de los japoneses desde hace siglos.


    Origen del Do
    El do se originó en la China cinco o seis siglos antes de Cristo. Fue Laozi (o Lao Tzu) quien desarrolló el tao o dao (pronunciación china del carácter 道). El tao, o taoísmo, suele ser la palabra china que se usa en las portadas de los libros escritos para explicar la filosofía oriental a los occidentales, pero la idea fundamental es la misma y lo importante es que el carácter es el mismo tanto para chino como para japonés, 道. Laozi escribió sobre la importancia de seguir un camino, una doctrina, un código para unir al hombre con la naturaleza, para unir el cielo y la tierra. Según Lao-Tzu existe un tao o do que es una especie de espíritu universal con el que nos podemos poner en contacto siguiendo el camino. Se dice que el tao no se puede entender ni explicar, simplemente llegará a tu interior si sigues el camino y las enseñanzas de un maestro que ya lo haya conseguido.

    Las ideas de Laozi se extendieron por Asia y llegaron a Japón a través de budismo zen, que contiene muchas de sus ideas básicas: por ejemplo, en el budismo zen, la verdad absoluta tampoco se puede comunicar, hay que llegar a ella por uno mismo. Los budistas, en vez de decir que el tao es un espíritu universal que vive dentro de cada uno, dicen que es Buda el que está dentro de todos nosotros.

    En Japón también se empezaron a desarrollar estrictos sistemas de meditación mediante los cuales podríamos llegar a conocer la naturaleza de Buda y la verdad absoluta y en los que el maestro también ayudaba al alumno a progresar pero siempre dejando que fuese el alumno por sí solo el que encontrase la sabiduría. Durante siglos se fue desarrollando una especie de sistema para que el alumno pudiera llegar a ser como el maestro, para que todos pudieran entender el 道, este sistema de aprendizaje se fue extendiendo a diferentes aspectos de la vida japonesa hasta nuestros días.


    El sistema de aprendizaje
    Básicamente, el sistema de aprendizaje de cualquier disciplina según la filosofía del 道-Tao-Zen consiste en tres pasos:

  • Establecimiento de una serie de patrones, modelos o formas conocidas como kata.
  • Repetición de los katas durante años.
  • Perfeccionamiento y búsqueda de la belleza en los katas "uniéndose" a ellos en una especie de iluminación.

  • Los que participen algún arte marcial les sonará mucho este sistema de repetición. La enseñanza de las artes marciales suele consistir en repetir los movimientos katas del maestro, mostrando siempre respeto y obediencia hacia él. Esta relación de respeto entre maestro-alumno sigue presente hoy en día en Japón y es conocida como relación sempai-kohai. El propósito es que el alumno, a través de la repetición, no pueda despistarse, como una especie de hipnosis: imitar siempre al maestro creará disciplina. A base de repetir y repetir el alumno llegará a un estado de mushin "no-mente, no-espíritu". Este estado de "no-mente" nos hace aceptar el mundo al cual y es una de las claves del entrenamiento en cualquier disciplina do.

    Este sistema de aprendizaje para hacer las cosas fue saliendo de las escuelas budistas y de artes marciales para introducirse en algunas disciplinas tradicionales, tales como el arreglo floral ikebana, la caligrafía tradicional (shodô) o la ceremonia del té (sadô), que, aunque parezca mentira, se necesitan varios años para dominar todos los katas de la ceremonia. Pero este sistema de repetición "sin pensar" de forma estricta, sistemática y perfeccionista ha terminado penetrando en muchas tareas cotidianas que realizan los japoneses.

    Comentarios

    Ritsuka-chan ha dicho que…
    Muy interesante, ya se un poquito más de la cultura japonesa n_n
    Sakura ha dicho que…
    Me alegro que te haya interesado.
    Si quieres saber más sobre la cultura japonesa, en el lateral derecho hay un enlace que te lleva a la categoría de Japón dónde hay varios temas.

    ¡Muchas gracias por tu comentario!
    c: