sábado, 20 de enero de 2018

La época dorada



Desde Tezuka hasta nuestros días apenas han pasado 60 años, los suficientes para que el manga se haya convertido en la industria del cómic más poderosa del mundo y la animación japonesa no solo se vea en televisiones de todo el planeta sino que tenga un lugar privilegiado en la gran pantalla.

EL GEKIGA
Durante los años 60 y 70 el manga llegó a su etapa adolescente creando géneros especializados para satisfacer los deseos de diversos sectores de la población y desarrollando nuevos géneros, entre ellos el gekiga. El gekiga es un género destinado al público adulto basta crítico con los problemas del Japón de la época. Los autores desarrollaron un estilo propio con fondos muy trabajados, personajes simples y, en su mayoría, temáticas tradicionales, pero siempre dentro de la influencia evidente de Tezuka. La revista Garo se convertiría en el máximo exponente de publicación gekiga, considerado como un movimiento underground y un género del manga muy potente. Tanto que incluso Tezuka fue influenciao por él y comenzó a dibujar obras más serias y con esa temática, tales como Fénix o Adolf.

EL SHONEN DE ACCIÓN
Los 70 y 80 fueron los años de los superhéroes, del manga para jóvenes que hacía soñar a las nuevas generaciones, del shonen de acción. Pero no eran superhéroes inmortales al estilo estadounidense, eran héroes que empezaban desde pequeños a darlo todo por su pasión, siendo cada vez mejores en lo suyo y autosuperándose constantemente, creciendo, envejeciendo y dando a entender que alguna vez iban a morir. Se dieron incluso casos en los que el protagonista principal fallecía en el manga, creando una gran conmoción entre los seguidores de la serie. Pasó con el final de Ashita no Joe, que no terminó de gustar a mucha gente y los fans fueron a manifestarse a las puertas de la sede de la editorial.

El mensaje más común de los mangas más populares es: "si trabajas duro, puedes conseguir cualquier cosa". Esto sirve para niños y para adultos, quizá sea una de las razones por las que desde los más jóvenes hasta los más viejos leen manga. Según el editor de la revista Shonen Jump, Hiroki Goto, se fomentan los valores de la amistad, la perseverancia y el ganar, valores originarios del bushido, que sirvieron a Japón para salir de la recesión de la postguerra, satisfactoria y rápidamente.

SHONEN Y SHOJO
Dentro del manga hay muchos géneros, pero los que más éxito tienen son el shonen y el shojo, que significan respectivamente "chico" y "chica". Es decir, el manga shonen está dirigido a chicos adolescentes, mientras que el manga shojo está diigido al sector femenino de la juventud.

Las series shonen son las que más fama internacional han conseguido, como por ejemplo las obras: Bleach, Naruto, Dragon Ball o Fullmetal Alchemist, One Piece, todas ellas series shonen de renombre que también se produjeron o producen en formato serie anime. La temática de las series shonen es muy variada, desde superhéroes hasta estudiantes de instituto de lo más convencionales contando sus aventuras. Por lo general, los protagonistas son hombres jóvenes con los que se puedan identificar los adolescentes.

El shojo, en cambio, está dirigido a las adolescentes y la temática es menos variada. Casi siempre son historias románticas con protagonistas femeninas. Después del shonen es el género más vendido. Sailor Moon y Card Captor Sakura son quizás las series shojo más conocidas internacionalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario