miércoles, 6 de diciembre de 2017

Los protectores Nio



Los nio son dos protectores que suelen estar en la entrada de los templos japoneses, situándose uno a cada lado de la puerta. Son fácilmente reconocibles porque tienen una apariencia claramente amenazadora para espantar a los malos espíritus, demonios y ladrones. Según algunas leyendas, los nio acompañaron y protegieron al Buda histórico cuando viajó por los territorios indios. El nio de la boca abierta, que se llama Agyo, está pronunciando el sonido "a", que significa nacimiento. El nio de la boca cerrada se llama Ungyo, donde "un" (este sonido se puede pronunciar con la boca cerrada) significa muerte. También coincide que "a" es el primer sonido en el alfabeto sánscrito y en el japonés, y el sonido "un" es el último sonido de ambos alfabetos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario