sábado, 22 de octubre de 2016

[Mi primera impresión de...] Mi primer tatuaje

Ya hace tiempo que comenté que desde pequeña tuve algunos problemas de salud. Afortunadamente ahora, más bien desde hace casi unos cinco años, que estoy estupendamente, genial, me siento fenomenal. Pero siempre tuve dudas sobre si podía hacer alguna cosa, miedo, inseguridad... Pero después de que el médico me respondiera a mis preguntas, resolviera mis dudas con que puedo hacer absolutamente lo que me dé la gana con mi vida (mientras vaya por el bien camino). Así que... Después de mucho pensar... Lo hice. Subí un escalón en mi vida, rompí barreras, salté un obstáculo en la pista... y me tatué. Me hice un tatuaje por primera vez, aunque a decir verdad... no fue solo uno, ¡me hice dos!

Pero empecemos por el principio. Siendo sincera, no me llamaba mucho tatuarme. Ver tatuajes a alguien me gustaba, un poco, pero para mí no. Sin embargo, después de pensar mucho y tener todas las dudas aclaradas, hacerme mayor y derrotar mis miedos, decidí dar una oportunidad a este arte y así no quedarme estancada en un mismo lugar. Quería un cambio en mi vida, sobre todo con algo visible (no cosas personales e interior...). El año pasado mi hermana me comentó que quería hacerse un tatuaje con un significado profundo que nos relacionara a las dos, es decir, algo como que ella se hiciera un sol por el significado de mi nombre y yo lo mismo pero un dibujo de lo que significa su nombre, por ejemplo. Se me presentó esa oportunidad, de cambiar, y afortunadamente con algo bonito, es decir, que tuviera que ver con la buena relación que tenemos mi hermana y yo.

El pasado martes, el 18 de octubre, teníamos cita en el estudio de tatuaje donde ella ya fue años atrás para tatuarse la huella con el nombre de nuestro anterior perro, y un par de piercings. El sitios es agradable, MUY higiénico, muy de confianza y TODOS son unas bellísimas personas. Lo malo, el precio... Pero es el único que me da confianza.

Ese día por la tarde, las dos llegamos, le recordamos al tatuador lo que quería cada una, tamaño, lugar dónde lo queríamos, esperamos nuestro turno, y al final llegó, llegó el momento en que me tatué. Fuimos juntas, pero pase yo primera a la sala, ya que decidí hacerme dos a la vez (ya que estamos... xD), y al terminar conmigo, fue el turno de mi hermana.


El primero, y principal, fue la corona de la hoja de laurel, en la parte interior del tobillo derecho. Elegí uno sencillo, simple y pequeño, y en un lugar estratégico, donde lo escondo con el pantalón, ya que siempre llevo pantalón largo. Y el segundo, un triángulo equilátero con una línea en el centro. De esta forma, cada punta del triángulo representa un miembro de mi familia: mi padre, mi madre y mi hermana, y el triángulo con la línea hace una A (pero cerrada de debajo), que es la inicial de mi nombre. El triángulo, al llevar un reloj, la correa lo esconde. Así para trabajar no me darán pegas. La corona de laurel: el significado del nombre de mi hermana significa hoja de laurel (se llama Laura).

Al principio estaba un poco nerviosa, pero entusiasmada al mismo tiempo. Algo nuevo que me iba a hacer y era un cambio "radical". La gente cuando me ve, lo primero que piensa es que soy tímida, sencilla, que no me tatuaría... Pero al final, me hice dos. xD

Sorprendentemente, no me dolió ninguno de los dos cuando me los estaban dibujando. Impresionante. Mi hermana estuvo a mi lado todo el tiempo, y flipaba en colores al ver que no me dolía y estaba perfectamente. xD

Tuve que estar toda la noche con el plástico transparente puesto, y a la mañana siguiente, empecé a ponerme una crema especial para los tatuajes. Cuando se aplica, hay que dar un pequeño masaje en la zona. Esto es para que ayude a la circulación y desinfectar la zona, ya que sigue siendo una "herida". Se tiene que frotar bien cuando se ducha. La crema aplicarla por la mañana y por la noche y durante unos quince días (también depende del tamaño del tattoo).

Fue una grata experiencia, y me siento genial. No diré que un futuro no me haga otro... pero de momento, estoy servida. ^^

2 comentarios:

Ritsuka-chan dijo...

Muy bonitos los tatuajes, me alegro que no te dolieran nada y que haya sido una buena experiencia. Yo me quiero hacer varios y uno de ellos con mi hermana pero estamos buscando cual nos gusta ^^

Sakura dijo...

¡Gracias! Suerte sí, que no me dolió. xD

Hacerte un tatuaje con tu hermana es algo muy bonito. Yo lo tuve bastante claro desde el principio, aunque a mi hermana le costó decidirse qué hacerse, hasta que decidió por una media luna con un sol. Sencillo, pequeño y muy chulo.

Está bien poder hacer un paso adelante, así que, ¡tú puedes!

¡Muchas gracias por tu comentario!
c: