Maneras en la empresa


Los japoneses son extremadamente precavidos y respetuosos con sus semejantes. Es por ello que el comportamiento y trato personal es uno de los factores clave en la vida laboral en la empresa.

Meishi
Meishi significa "tarjeta de negocios" y es un elemento muy importante a la hora de iniciar un diálogo con un desconocido, con un cliente o con otra empresa. La meishi es algo muy significativo, por lo que hay que tratarla con mucho cuidado, como si fuera una parte de la otra persona. Este respeto tan grande por un simple objeto se debe a la influencia del sintoísmo, según el cual, cualquier objeto que nos pertenezca tiene algo de nuestra alma, maltratar o tirar la meishi encima de una mesa como si de una carta tratase es de muy mala educación.

Cómo tratar las meishis
  • No doblarlas.
  • No meterla en el bolsillo trasero del pantalón.
  • No escribir sobre ella.
  • Cogerla con las dos manos.

  • Las meishis son una herramienta importante en la vida de los japoneses, dan mucha importancia a los contactos que se van haciendo y guardan las tarjetas como si de tesoros se tratasen.

    Luego, si necesitan algo de alguien, acuden a la tarjeta y piden favores, proponen negocios, etc. Si has dado tu meishi se supone que tienes cierto giri con respeto a la persona a la que has dejado tu tarjeta. Hay gente que incluso contacta vía meishi a personas con las que no ha tenido contacto durante años, si tienes la tarjeta no hay problema en contactar.

    Honne y Tatemae
    Dentro de la empresa hay que usar siempre el tatemae para evitar que se produzcan conflictos. Si hay algo que te molesta o quieres quejarte, siempre es más prudente decírselo a algún compañero vía honne fuera de la empresa tomando un café o cenando.

    Sugiriendo a los compañeros de trabajo
    Para pedir cosas a los compañeros siempre hay que hacerlo de forma indirecta. Por ejemplo, el jefe siempre te pedirá las cosas de forma indirecta. Si nos dice: "sería conveniente ir terminando la portada de la revista", esta es su forma de decirnos, "¡Termina ya la maldita portada que se nos echa el tiempo encima!". Al principio confunde bastante este modo tan indirecto de pedir las cosas, pero es algo con lo que te encuentras a diario. En lugar de pedir o exigir siempre se sugiere.

    Omiyage
    Cuando viajas y vuelves de vacaciones a trabajar debes traer un pequeño regalo, normalmente dulces para poder compartir entre los compañeros. Dentro de la oficina suele haber un lugar donde se deja el omiyage, habitualmente cerca de la cafetería. La forma de proceder es acercándose a cada compañero ofreciendo uno de los dulces y explicando dónde has ido de vacaciones, al terminar dejas la caja con los dulces restantes en el lugar habitual.

    Comentarios