Kaizen, mejora continua

Kaizen significa literalmente "cambio hacia algo mejor". Esta palabra suele usarse dentro de la cultura empresarial japonesa para expresar la necesidad de mejorar continuamente, para hacer las cosas mejor posible, usando los recursos mínimos y creando el máximo valor.

Para entender el verdadero sentido de la palabra kaizen debemos remontarnos a los años cincuenta. Tras la derrota de la Segunda Guerra Mundial, Japón quedó prácticamente destruido. La capita, Tokio, fue bombardeada varias veces, en Okinawa murieron varios centenares de miles de civiles, Hiroshima y Nagasaki fueron arrastradas por bombas atómicas y en general el país se encontró al final de la guerra en una situación de ruina total.

Pero gracias al dinero de los estadounidenses y el carácter de los japoneses, Japón llegó a la cumbre de la economía mundial. Durante los años cincuenta, el departamento de guerra de los Estados Unidos creó un programa específico para el desarrollo de la industria japonesa. Dentro de este programa se introdujeron nuevas ideas y conceptos de control de calidad y también el ciclo Shewhart.



El ciclo Shewhart
El ciclo de Shewhart representa un período continuo de mejora en un proceso. Básicamente, la idea consiste en buscar un proceso que necesita mejorarse, organizar y planificar cómo se puede solucionar el problema, proceder con lo planificado, estudiar si el proceso ha mejorado o empeorado, determinar las causas de ello y otra vez a empezar.

A partir del ciclo de Shewhart y otros conceptos introducidos por la cultura japonesa, se fue desarrollando una cultura empresarial consistente en buscar la mejora continua, el kaizen, intentando eliminar tareas que agregan coste pero no dan valor, buscando la armonía en la empresa, aprender trabajando, estandarizar procesos, etc.

Toyota, un caso práctico
Una de las empresas que ha usado el kaizen con mayor efectividad en las últimas décadas ha sido Toyota, famosa por ser la empresa con el mejor sistema de producción del mundo entero. Son los mejores construyendo coches de calidad, en poco tiempo y con los mínimos costes. Para conseguirlo llevan decenas de años aplicando el Toyota Production System (TPS), desarrollado por el fundador de la empresa y su hijo. Este sistema se basa en la eliminación de tareas inútiles, centrándose en corregir los defectos, la sobreproducción, el transporte y las esperas inútiles. Como podéis ver, el Toyota Production System suena mucho a kaizen, y de hecho es uno de sus elementos principales.

Comentarios

Ghaaby Captor ha dicho que…
holaa!!

interesante clase O.O
Ainhy ha dicho que…
Jajajaja esto me lo enseñaron a mi en la carrera!!! Es lo que tiene ADE XDDDDD
Sakura ha dicho que…
@Ghaaby Captor: gracias. ^^

@Ainhy: ya me imaginaba, tiene mucho que ver. jajajaja

¡Muchas gracias a las dos por vuestros comentarios!
c: