viernes, 26 de febrero de 2016

Paseando por los templos


La mayoría de los templos religiosos en Japón son sintoístas o budistas, correspondiéndose con las dos religiones mayoritarias del país. Según el templo que estéis visitando veréis una serie de símbolos que diferencian a unos de otros. Aunque, a veces, características budistas y sintoístas se mezclan en el mismo lugar y es complicado saber a qué religión pertenece.

Jinja es la palabra japonesa para designar a los templos sintoístas. La forma más fácil de identificar un finja es fijándose en la entrada. Casi siempre encontraréis una gran puerta roja de madera que señala la entrada a territorio sagrado. En cambio en la entrada de un o-tera (templo budista), suele haber una puerta más pequeña de colores oscuros y muros que separan el territorio del templo del exterior.

Al entrar en un templo, en general los budistas son austeros y los sintoístas son mucho más recargados, coloridos y con adornos. En cuanto a las figuras, en los templos sintoístas se ven muchos dioses diferentes con formas de animales, diferentes caras, etc. En cambio, en los templos budistas las figuras están en la posición del loto y todos tienen aspecto similar al Buda, con largas orejas, ojos mirando al horizonte, etc.


Templos Sintoístas (Jinja)
Los templos sintoístas más bellos suelen estar dentro de bosques, entre árboles, integrados en la naturaleza.

TEMIZUYA
Temizuya son unas fuentes de purificación habituales tanto en templos budistas como sintoístas. Normalmente, unos metros antes de la entrada de los templos suele haber una fuente de purificación. Según la tradición, antes de pasar al templo y visitar a las deidades hay que purificarse echándose agua en la mano izquierda, antes habiéndote mojado la mano izquierda y después la derecha y y finalmente la izquierda enjuagándose la boca y escupir, este proceso es conocido como tesui. Otros elementos purificadores en la religión shinto son el fuego, la arena, la sal y el alcohol. En el caso del budismo el humo del incienso es uno de los elementos purificadores más importantes.

TORII
Una vez purificados con agua para entrar en el templo pasaremos por una puerta llamada torii. Suelen ser de madera pintada de color rojo o naranja y su forma es muy característica. La torii más grande suele estar en la entrada principal y, dentro del templo suelen haber muchas a las entradas de cada secundario.

EMA
Ema son unas pequeñas tablillas de madera donde se pueden escribir deseos. Las tablillas esa se cuelgan cerca del hall principal o junto a un árbol sagrado. Si os fijáis cuando vayáis a un templo, algunas tablillas son auténticas obras de arte.

KITSUNE
Kitsune significa zorro en japonés, y es uno de los animales que más aparecen en el folklore nipón. Se cree que los zorros son mensajeros del dios de la fertilidad llamado Imari, cuantas más colas tenga más poderoso es. La cantidad máxima de colas que peder tener son nueve. Los templos sintoístas dedicados a Imari son muy abundantes y los podréis reconocer enseguida cuando veáis una estatua con forma de zorro.

HALL PRINCIPAL (HONDEN)
Normalmente en el centro del templo se alza el hall principal que suele estar compuesto de uno o varios edificios. En él suelen alojarse los objetos más sagrados y hay una zona donde se puede hacer ofrendas, la podréis reconocer por las largas cuerdas que cuelgan desde el techo que se utilizan para tocar un campanillo. Para rezar, primero haces tu ofrenda echando dinero en una caja (saisenko), luego tocas el campanillo para llamar la atención de los dioses y luego haces una petición encarándote hacia el centro del templo.

SHIMENAWA
Shimenawa son cuerdas gordas que marcan el límite de zonas sagradas. Suelen estar enrolladas en puertas torii, alrededor de árboles o piedras sagradas.

KOMAINU
Komainu son figuras de leones o perros, normalmente en parejas que suelen estar a la entrada de los templos sintoístas. Esta tradición es importada de China, donde los komainu son conocidos como shi-zi. En Occidente solemos verlos a la entrada de los restaurantes chinos.

OMIKUJI
En los templos sintoístas puedes comprar unos pequeños sobres que contienen un papel en el que está escrita tu suerte. Una vez leído tienes que enganchar el omikuji en una rama de un árbol. Si te tocó un papel de buena suerte al colgarlo mantendrás la buena suerte, si te tocó uno de mala suerte el colgarlo servirá para anular el efecto de la mala suerte.

Símbolos y estructura de los templos budistas (O-Tera)
La estructura que se puede encontrar en los templos budistas japoneses es bastante similar a la que se ve en los templos budistas de China o India.

HALL PRINCIPAL
Es el lugar donde se encuentran los objetos sagrados, el más importante de todos es una figura de un buda que se suele colocar en el centro del hall.


PAGODA
Las pagodas de los templos japoneses son una evolución de las stupas indias. Suelen tener tres o cinco niveles, aunque las hay de más. Cada nivel representa un elemento: tierra, agua, fuego, aire y el vacío o la nada (muy importante en el budismo).


PUERTAS
Las puertas de los templos budistas tienen estructura de "edificio" en sí mismas, están construidas con madera y tienen un techo enorme. Suele haber una puerta principal que está encarada directamente al hall principal, y luego otras puertas secundarias que dan acceso a halls auxiliares y salas de estudio.

CAMPANA
En Japón al terminar el año no tocan la campana 12 veces sino 108 veces, una vez por cada uno de los deseos terrenales que los humanos tenemos y debemos superar para llegar a la iluminación. Cada campanada elimina una de esas pasiones y deseos de las almas de los fieles, ayudándoles a ser más felices. El budismo busca "el no desear nada" como vía hacia la sabiduría y la felicidad.

SENKO
Senko significa incienso en japonés. El incienso, originario de la India, es un elemento que ha ido siempre unido a la tradición budista. En los templos japoneses suele haber una especie de pedestal con arena donde tienes que clavar una varita de senko y a continuación atraer el humo purificador con la mano hacia tu cuerpo.

CEMENTERIO
El ritual del entierro se celebra casi siempre siguiendo la tradición budista. Por eso, es probable que junto un o-tera encontréis un cementerio budista. Los cementerios budistas son muy diferentes a lo que estamos acostumbrados a ver en occidente. Según el ritual budista todos los cuerpos son incinerados y enterrados bajo tierra en una tumba familiar. Junto a la tumba hay una placa donde se van escribiendo los nombres de todos los familiares. Las ofrendas que se suelen hacer, además de incluir las universales flores, también se suelen llevar objetos o alimentos que se sabía que le gustaban a la persona difunta durante su vida. Por ejemplo, no es raro ver alguna botella de nohonshu o de té encima de una tumba.

No hay comentarios: