Turismo en Corea

Corea ofrece una infinidad de atractivos turísticos, culturales, gastronómicos, así como una gran variedad de actividades de todo tipo. Las cuatro estaciones bien diferenciadas, las montañas, los mares y los ríos invitan a planear un sin fín de actividades y deportes al aire libre. Asimismo, su larga historia ofrece reliquias culturales y artísticas milenarias que son patrimonios de la humanidad. Otro elemento de gran interés es la cocina coreana que promete ser una aventura singular e inolvidable, además de muy saludable. El visitante puede optar, o combinar el bullicio de la ciudad cosmopolita de Seúl que está despierta las 24 horas del día con la quietud meditativa que ofrecen los solitarios templos en las profundidades de las montañas del interior del país.

Sitios históricos y culturales



• Palacios antiguos: se encuentran en su mayoría dentro de la zona metropolitana de Seúl.

• Sitios históricos: se encuentran dispersos por todo el país, siendo muchos de ellos patrimonio cultural de la humanidad. Por ejemplo, los restos históricos del reino milenario de Silla se encuentra en la ciudad de Gyeongju, y la fortaleza Hwaseong están en Suwon.

• Sitios culturales y artísticos: no es difícil encontrar templos budistas de larga historia prácticamente en todo el país, así como recintos dedicados a estudiosos sobresalientes. Estas construcciones permiten apreciar el arte arquitectónico tradicional de Corea, al tiempo que ofrecen diferentes perspectivas del pasado.

Atractivos naturales
Mar
las tres costas de la península ofrecen panoramas particulares. Hacia el sur la hermosa isla Jeju se encuentra rodeada de islas de formaciones rocosas peculiares. Las costas del este ofrecen vistas despejadas de aguas cristalinas y frescas. Las playas pantanosas del oeste rebosan de vida marina, y reúne condiciones óptimas para realizar diversas actividades relacionadas con la pesca.

Montañas
la zona montañosa del este, en la provincia de Gangwon hace alarde de paisajes espléndidos, especialmente con los cambios estacionales. Los picos no son muy altos por lo que son accesibles a las actividades de alpinismo.

Actividades
Recreaciones al aire libre
las condiciones climáticas de Corea del sur permite realizar prácticamente todo tipo de deportes y actividades de recreo durante todo el año. En el verano se pueden practicar deportes acuáticos en los mares y ríos, mientras que en invierno las montañas invitan a pasatiempos como el esquí.

Festivales
festivales de diversos temas y motivos permiten descubrir variados aspectos de la cultura, el arte, la naturaleza, productos típicos y costumbres tradicionales de las diferentes regiones del país.

Aventuras culturales
existen una infinidad de programas de interés social y cultural que ayudan a conocer mejor la historia de Corea y la vida cotidiana del pueblo coreano. Hay una amplia gama para elegir, desde experiencias meditativas en templos budistas apartados de la modernidad, hasta una visita a Panmunjeom para ver de cerca las concecuencias reales y dolorosas de la discrepancia ideológica.

Aventuras culinarias y vida nocturna
Gastronomía
en estos días la comida coreana está llamando la atención de los comensales más exigentes del mundo por ser una dieta saludable y nutritiva. Cada plato de comida puede ser una aventura emocionante, a cualquier hora y en cualquier lugar. Para los comensales que no se conforman con las múltiples variaciones de la comida coreana, la capital, como buena metrópolis globalizada, ofrece también comidas típicas de todos los países.

Actividades de noche
la ciudad está llena de vida las 24 horas del día. Hay diversión variada y fácilmente accesible a todas horas. Las discotecas y los karaokes (norebang) rebosan de juventud y música. Los bares ofrecen una amplia gama de los licores más exóticos, incluyendo, por supuesto, las bebidas tradicionales y autóctonas de Corea.

Comentarios