Amae

Amae es un concepto o palabra que se utiliza para describir la forma en la que actúas cuando deseas ser querido o atendido, cuando quieres ser dependiente de otra persona (tu padre, tu mujer/marido o incluso tu jefe) con cierto sentido de sumisión. Una persona con un amae fuerte sería aquella que se hace desear y que actúa de forma caprichosa para que los demás te hagan caso; los niños son el ejemplo más claro de manifestación de amae.
Amae hay en todo el mundo, pero es curioso que en la lengua japonesa exista una palabra en concreto para describirlo, incluso tienen el verbo amaeru, "desear depender de la benevolencia de otros". Resulta que en Japón lo del amae es algo exagerado y te encuentras a mujeres de 40 años que actúan si de una quinciañera se tratase y actuar de esta esta forma se considera kawaii (cute en inglés). A los japoneses les gustan más a las mujeres con cara de niña, que se comporten como una niña, sumisas, no les van las chicas elegantes y con pinta de tener mucho carácter: a los hombres/novios/maridos les gusta tomar el papel de protectores.

Casos prácticos de amae
Un ejemplo universal de amae es del chico que carga con los libros de la chica en la universidad: ella podría llevarlos sin problemas pero le gusta ser cuidada y al hombre le gusta sentir que está cuidando alguien. Otra manifestación de amae sería cuando se actúa de forma caprichosa para que tu protector te consiga algo: un niño que se hace el cansado para conseguir que la madre ceda y le deje ir a dormir sin llevar la ropa a la lavadora. Un caso de amae, llevado a cabo por el hombre, sería cuando llega el marido borracho a casa y la mujer, en vez de echarle la bronca, le pone el pijama y lo mete en la cama, una escena muy típica en teleseries japonesas. Estos ejemplos están dentro de lo normal, pero también se dan casos exagerados de amae.

Si os fijáis, la cultura japonesa está llena de ejemplos de amae, cualquier manga shojo, la música pop japonesa que parece que toda ella está compuesta por adolescentes, las voces de chica siempre son exageradamente agudas en películas, anuncios, televisión... e incluso en las películas eróticas japonesas la sumisión es un tema recurrente. El amae juega un papel fundamental en una sociedad colectivista donde el individualismo está mal visto y se fomenta el poder del grupo en general, pues ayuda a crear interconexiones armoniosas tanto como dentro de la familia como en la empresa o en grupos de amigos. Recordemos que los japoneses evitan cualquier confrontación a toda costa. El amae es una herramienta para mantener la armonía, la paz, el wa (paz-armonía) en la sociedad japonesa.

Comentarios

Clara ha dicho que…
¡Hola, Sakura! Vaya, no tenía ni idea de que existía ese término para describir a este comportamiento. Reconozco que en casos concretos me gusta depender de la gente (creo que a todos nos pasa. ¿O sólo a mí?), así que soy un poco amae :) Muy buena entrada,este tipo de posts culturales están súper bien. Besitos <3
Sakura ha dicho que…
Yo también creo que soy un poco amae, pero en el sentido de que me gusta de que la persona que me gusta, que quiero, me proteja y éste le gusta protegerme. ^^

Pero por lo general, no me gusta mucho comportarme como una niña para conseguir lo que quiero. Ya tengo manos y pies y constancia para conseguir lo que me propongo. xD

Me alegro que te haya gustado la entrada, hay algunas más anteriores y volveré a poner al día el blog con publicaciones como esta.

¡Muchas gracias por tu comentario!
c: