viernes, 29 de agosto de 2014

¡He vuelto!

¡Hola observadores estelares! He vuelto de mi pequeña semana de vacaciones.
He intentado entrar en vuestros blogs y en el mío para ver vuestros comentarios, pero no tenía wi-fi por ningún lado... Por no decir que me cambié de móvil y pillaba wi-fi en algunos sitios, pero no me dejaba entrar en internet...

Pero ya estoy aquí, ya he visto vuestro comentarios y he respondido.
¿Me habéis echado de menos? xD

Os contaré cómo fue mi viaje.
El sábado 23 de agosto, me levanté temprano y fui a la estación de AVE que hay al pueblo de al lado de dónde vivo, Vilafant. El tren me llevó directamente a Zaragoza, en la estación de las Delicias.
Al llegar, descargué todo en el piso que tienen mis abuelos en Zaragoza, cerca de la basílica del Pilar. Después fui a comprar cuatro cosas para desayunar y comer o cenar algún día, ya que comí y cené casi todos los días fuera.
Di un paseo, entré en tiendas a cotillear, y al final me compré un iPhone 5s, color plata.

Hace tiempo que me interesaba, pero el móvil que usaba hasta ese momento me iba de fábula (y aún sigue funcionando de maravilla), pero a mi madre le gustaba mi Samsung Galaxy S3, y como ya no le iba tan bien el suyo, me pidió el mío, cuando yo consiguiera un iPhone (me sorprendía al saber que mi madre me dejaba sin problemas comprarme un iPhone).
Y por fin lo tengo en mis manos, ¡aleluya! Y por suerte no se ha enfadado (para estas cosas, mi madre se enfada un montón y si queremos algo así, primero se lo tenemos que consultar). Pero como ella ha conseguido un nuevo móvil que funciona muy bien, pues ambas estamos contentas. xD

Al segundo día visité la basílica del Pilar, y seguidamente visité cerca de la basílica, en una pequeña plaza, un mercadillo de antigüedades.
 

Después visité un pequeño museo que está situado en la plaza de Nuestra Señora del Pilar, dónde está la basílica, un museo que muestra cómo era antes Zaragoza, también conocida como Caesaragusta. Hay restos de la antigua ciudad romana que aun quedan por los subsuelos de la gran ciudad y capital aragonesa. Y solo hay una parte, porque paseando por Zaragoza encuentras muchos más restos del antiguo pueblo romano y algunos restos de la época Mediaval.
 

Al volver por la Calle Alfonso, que es la calle del centro que va directo a la plaza de la basílica del Pilar, me llevé una desilusión... Han cerrado una tienda que lleva años allí, y en el que guardaba todos mis recuerdos de pequeña... Era una Disney Store. Buaahhh!!! ¡¿Por qué?! Adiós a mi infancia...

el lunes fui a buscar una tarjeta para el iPhone, ya que es más pequeña que el del Samsung.
Después de eso, simplemente fui a pasear, a comer y cenar por ahí. Nada del otro mundo. Bueno, os chincharé un poco con la comida. Comí las deliciosas costillas de cordero aragonesas que no se encuentran en muchos sitios. ¡Mmmhh! ¡Qué ricas y deliciosas! >3<

El martes fui a un nuevo centro comercial llamado Puerta Venecia. ¡Es enorme! Allí compré mucha ropa, unos productos de belleza (me he vuelto bastante presumida...), entre los cuales, un kit para ayudar a cuidar y proteger las uñas.
Comí en un restaurante italiano que también está en mi ciudad. ¡Delicioso! ¡Al igual que el tiramisú!
No me voy a quejar en cuanto a comida se refiere, en Zaragoza siempre como de maravilla.

El miércoles compré algunas cositas para mis padres, mi hermana y su novio, y nuestro nuevo perro. No sé si lo comenté, pero ahora tenemos otro perro, esta vez un Braco de Weimar, con unos ojos azules preciosos.

Por la tarde fui al centro comercial Gran Casa, y allí por fin encontré unas manoletinas de mi talla negras. ¡Por fin! Llevaba años buscando unas (y no exagero). También compré botines negros y unas botas negras.

El jueves paseé, comí por ahí una fideuá con tinta negra de calamar y ali-oli. ¡Riquísimo!
Después compré un iPad Air blanco, con una funda también de Apple, aunque la quería azul, pero no tenían, así que me conformé con una funda color crema. Es bonita también.

Después volví al piso, recogí y preparé todo para volver el viernes 29, o sea, hoy.
¡Se me olvidó! También compré algunos mangas, pero pocos porque no podía ir cargada, volviendo en AVE, si hubiese vuelto en coche sí, pero como no es el caso, me controlé.
Mis compras (excepto ropa), las mostraré en otra entrada que publicaré a continuación.

¿Qué os ha parecido mi semanita? Corta y sin mucho que explicar, pero ha estado bien.

4 comentarios:

José dijo...

¿Semana corta y sin mucho que explicar? Parece que te lo has pasado de maravilla. ¡Yo quería costillas, fideuá, tiramisú...! D:<
¡Espero que hayas comi... qué te lo hayas pasado genial y haber disfrutado tu semana de vacaciones!
¡Ciao~~!
PD: Deduje por lo zapatos que te gusta el negro... xDD

Sakura dijo...

ajajajaja pues sí, me lo pasé bastante bien, ¿qué digo? ¡Muy bien! Jajajaja

Pues te recomiendo que vayas a Zaragoza y comas costillas de allí, y mucho más, toda la gastronomía aragonesa es deliciosa.

La verdad es que en realidad me gusta el azul celeste y marrón, el negro me gusta pero no lo considero mi color favorito, pero es que casi todos los zapatos (por no decir que absolutamente todos) son marrones, por eso buscaba que fueran negros.

¡Muchas gracias por tu comentario!
c:

Ritsuka-chan dijo...

para ser cortita la semana veo que la has aprovechado muy en lo que compras se refiere xD; me alegro mucho que hayas podio comprar muchas cositas y que hayas comido cosas ricas, nunca he ido a Zaragoza pero por lo que cuentas debe de comerse muy bien, la verdad que en España se come generalmente muy bien

Sakura dijo...

Siempre que voy aprovecho para comprar, el precio es más o menos el mismo que dónde vivo, con alguna diferencia, puede. Pero encuentro con más facilidad ropa de mi gusto, sobre todo zapatos de mi talla (tengo el pie muy pequeño, y el número a penas existe...), y como dices, la comida de España es buenísima, pero creo que la de Zaragoza (más bien Aragón en general), es riquísima.

Te recomiendo que visites Zaragoza cuando puedas. ^^

¡Muchas gracias por tu comentario!
c: