sábado, 7 de junio de 2014

La virtud de la humildad

reverencia

La modestia y la humildad son valores muy importantes para comportarse correctamente en Japón. Los japoneses son humildes por definición, no importa la clase social, el talento, los estudios o el trabajo del individuo; se supone que todos deben de comportarse de forma modesta. Uno de los elementos que ayuda a ensalzar y mantener la humildad como algo fundamental en los tiempos que corren es la lengua, que tiene formas honoríficas para ensalzar las virtudes de nuestro interlocutor y formas del habla para rebajar nuestro estatus ante alguien superior a nosotros.

La forma más típica para mostrar nuestra humildad es rebajando nuestros propios logros y ensalzando los de los demás. Por ejemplo, si nuestro jefe en la empresa nos dice que nuestro trabajo en las últimas semanas ha sido perfecto, nosotros debemos contestar que no es mérito nuestro, que los últimos logros han sido gracias a las enseñanzas que nos ha inculcado él y la empresa en la que trabajamos.

Otro ejemplo lo encontramos a la hora de hacer regalos. Supongamos que vamos a regalar unas galletas a nuestro jefe, en ese momento deberemos decir "Sumimasen, tsumaranai mono desu ga". Esto se podría traducir como: "Perdone, lo siento por regalarle algo tan nimio"; en esta fórmula ensalzamos la figura del jefe haciéndole entender que se merecía un regalo mucho mejor. Esta fórmula también se aplicaría a la inversa, en el caso de que el jefe nos hiciera un regalo. Sin importar la condición, todos en Japón debemos ser humildes para respetar su forma de ser. A veces se dan casos en los que alguien, al tener demasiadas ambiciones y mostrar demasiado su poderío, acaba siendo marginado en la empresa y en la sociedad. Hay libros escritos sobre casos en los que alguien prometedor ha terminado limpiando lavabos de la empresa porque era demasiado ambicioso y los jefes se asustaron: los japoneses ven la ambición como una amenaza que desequilibra el sistema y podría derribarles en el futuro.

2 comentarios:

Luar dijo...

Siempre me ha llamado la atención esto, siempre quitándose méritos y es algo que no llego a entender del todo, creo que en el punto medio esta la clave, tampoco es ir alardeando de todo lo que se tiene o se consigue, pero tampoco diciendo que lo que haces es una mierda o infravalorarte respecto a los demás porque esto también se puede considerar falsa modestia (que también puede ser de lo que pequen, de sí, sí, yo te digo que lo que hago es peor que lo que tu haces pero sé de sobra que no es así)
No sé, para algunas cosas son un poco exagerados y deberían de saber que tampoco es bueno hacer que el resto del mundo es superior o inferior a ti, termino medio y punto, y todos felices XD

Sakura dijo...

Tienes razón, la verdad es que al terminar de escribir la entrada, publicarla y releermela me he quedado "wtf?!", está bien no alardear de tus méritos o posesiones, pero eso a ponerte a un nivel (o varios) inferior, NO.

Estos japoneses son raritos, con tal de caer bien a los demás y que no haya problemas... Pero qué se le va a hacer... Es otra cultura. xD

¡Muchas gracias por tu comentario!
c: