viernes, 2 de mayo de 2014

Origen del idioma japonés

El japonés lo hablan 130 millones de personas en todo el planeta, siendo la octava lengua más hablada del mundo. Aunque se usa principalmente en Japón, su uso se extiende hasta Hawai, Guam, Palau, Taiwan y hasta en ciertas zonas de Brasil donde hay comunidades japonesas bastante importantes. Es un idioma "raro" y los lingüistas llevan muchos años "peleándose" e intentando clasificarlo y explicar sus orígenes exactos. La clasificación más aceptada es que pertenece a la familia de lenguas japónicas, aunque en esta familia solo está el japonés y las lenguas ryukyuenses (habladas en las islas de Okinawa, al sur de Japón). Esto quiere decir que, aunque parezca a simple vista que el chino y el japonés se parecen, no tienen nada que ver, son de familias totalmente distintas y tan sólo comparten algunas similitudes en el sistema de escritura. Se podría decir que el chino se parece al japonés tanto como el ruso al castellano.

El origen del japonés es un misterio, pero es evidente que hay una gran influencia de las lenguas asiáticas que comenzaron a entrar por el norte de Japón desde China a través de Corea. También la influencia de lenguas malayas provenientes del sur de las bases de la lengua japonesa. Gracias a estas influencias los japoneses comenzaron a desarrollar su propio sistema de escritura a partir del siglo V d.C. basándose en caracteres chinos llamados han. Los japoneses tomaros su idioma hablado y utilizaron los símbolos para representarlo gráficamente, por lo que la gramática del chino y la del japonés no tienen nada que ver: en Japón simplemente usaron el chino como herramienta para poder comenzar a escribir. Estos caracteres iniciales son los que ha ido evolucionando y se han convertido en los kanji del japonés actual. Más tarde, durante el siglo X, desarrollaron sus propios sistemas de escritura silábicos conocidos como hiragana y katakana. Con ellos se comenzó a desarrollar la gramática moderna japonesa y hubo un boom literario cuyo máximo exponente fue Genji Monogatari (La historia de Genji) que significa para el japonés lo que El Quijote para la lengua castellana.

Según dicen, el japonés es uno de los idiomas más difíciles de aprender que existen. Hay muchas razones, pero una de ellas es su complejo sistema de escritura. En el japonés actual se utilizan hasta cuatro alfabetos: uno simbólico (kanji), dos silábicos (hiragana y katakana) y el nuestro occidental, conocido en Japón como romanji.


Una escritura basada en kanjis
Los kanjis son la piedra angular de la escritura japonesa. Provienen de la escritura china hanzi y son símbolos que tienen uno o varios sentidos una o varias pronunciaciones y se pueden combinar entre ellos para formar palabras nuevas. Y esto que parece algo trivial es el mayor dolor de cabeza de todos los que intentan estuciar este idioma y también para los japoneses que tienen que dedicar más de diez años para aprender a escribirlos. Hay más de 40000 kanjis, pero los nipones sólo están "obligados" a saber una lista de 1945 kanjis considerados oficiales, conocida como Joyo kanji. En la escuela primaria, durante seis años, los japoneses aprenden 1006 kanjis y en secundaria el resto. Saberse toda esta lista te permite poder leer cualquier texto japonés. Los libros y periódicos que usen kanjis fuera de esta lista están obligados a escribir la transcripción usando el alfabeto silábico hiragana. En los libros para niños también se añade la transcripción silábica a los kanjis de mayor dificultad.

En japonés no se usan espacios para separar palabras, por lo que lo que los kanji son muy útiles para definir donde empiezan y terminan. Otra característica del japonés es que tiene muchas palabras homófonas, por lo que, si se escriben con nuestro alfabeto, no sabríamos realmente a cual de ellas se refiere, mientras que usando kanjis, que nos transmiten el significado visualmente, sabremos rápidamente que palabra o concepto está escrito.

Esta forma de escribir hace que los japoneses piensen de forma diferente a nosotros, organizan conceptos en base a los kanjis, hacen esquemas con estructuras de entender, la ordenación de sus escritos es diferente y, en general, sus mentes trabajan en base a imágenes.


El romanji
El romanji se refiere simplemente a la transcripción de cómo sonaría una palabra escrita con nuestro alfabeto. Por ejemplo, la palabra "casa" cuando se pronuncia en japonés es "ie", por lo tanto, "casa" escrito rn romanji es "ie". Así de fácil, con lo que se podría escribir japonés con nuestro alfabeto, por ejemplo "eki wa doko desu ka" significa: "¿Dónde está la estación?". El problema es que esto nos parece cómodo a los extranjeros que estamos empezando a estudiar japonés, pero si un japonés lee romanji, aunque parezca increíble, le costará entender lo que pone. Tienen la mente diseñada para entender símbolos y no letras. Por eso a nosotros nos cuesta tanto aprender chino o japonés y a ellos les cuesta tanto aprender nuestras lenguas. El romanji se usa en algunos libros de iniciación de japonés, se usa para transcribir nombres de estaciones de tren en zonas urbanas donde puede haber extranjeros y también para carteles y anuncios que quieren llamar mucho la atención. Como el romanji no es algo normal para los japoneses, ver un anuncio con nuestro alfabeto les despierta la curiosidad.
La constitución japonesa, que se creó bajo la supervisión de los estadounidenses después de la guerra, tiene una versión de ella escrita en romanji porque los americanos no se fiaban de los símbolos japoneses y querían una versión que, aunque no pudieran entender, por lo menos fueran capaces de leer.


El silabario Hiragana
El silabario hiragana tiene 68 símbolos que representan las cinco vocales y sílabas que combinándose pueden generar hasta 104 símbolos.

De nuevo pordíamos escribir cualquier cosa en japonés usando sólo hiragana, el problema es que sería difícil de entender por la gran cantidad de palabras homófonas y también porque no se usan espacios para separar palabras. Normalmente el hiragana se usa para las partículas gramaticales y para terminaciones de los verbos que suelen comenzar con un kanji.


El silabario Katakana
El silabario katakana se usa para ecribir palabras de origen extranjero que se han introducido en el japonés, tiene el mismo número de símbolos que el hiragana y es bastante similar. Por ejemplo la palabra computer se escribe en japonés con katakana, que pronunciado por un japonés sonaría algo así como "conpyuutaa". Se usa para palabras nuevas que vienen del inglés pero también para palabras de otros países que han influenciado Japón. Otro uso del katakana es para llamar la atención, es algo así como usas negrita o mayúsculas en nuestro idioma.

2 comentarios:

Luar dijo...

Interesante, eso sí esta entrada me ha recordado a alguna clase que tuve en la universidad cuando veíamos las diferencias lingüísticas y sus connotaciones cognitivas (ains que tiempos aquellos *mirada de morriña*)
Lo que más curioso me parece del japones es que se utilice varias formas de escritura cuando en otros países siempre se utiliza el mismo (no sé si en Corea o China, y demás países asiáticos, ocurrirá esto, aunque creo que no) por otro lado otro de los quebraderos de cabeza de cómo calificar al japones por su manera de escribir es cómo llamar a su escritura, si pictogramas (dibujo que representa un objeto, como sería el egipcio de los faraones), ideográfico (imagen que representa una idea, como ocurría con los mayas), etc, ya que ellos no creen que sea un dibujo, sino otra forma de escritura (aunque su evolución proviene de dibujos, es decir, el kanji de tortuga o de mujer viene de una representación minimalista de estos que con el paso del tiempo fueron distorsionándose hasta ser lo que es ahora, llegando a apreciarse esa evolución o que en algunos kanjis actuales como puerta se puede entrever que es puerta porque parece una)

En fin, un tema que me parece muy interesante debido a la carrera que estudié =P

¡Ah! y creo que es normal que se obtuviesen distintos rasgos de las lenguas cercanas, ya que a excepción de las lenguas origen (me refiero al latín o al árabe, digo yo que habrá más por la parte norte de Europa y otras zonas del planeta) el resto de lenguas evolucionan de ellas y sufren variaciones debido a la ocupación del territorio donde se hablan, es decir, el español viene del latín, pero ha sufrido modificaciones debido a que la península fue tomada por visigodos, romanos, árabes, ¡hasta vikingos!

Lo dicho, un tema muy interesante ^-^

Sakura dijo...

Vaya, lo tendré en cuenta para más adelante. La verdad es que es muy interesante lo que me has contado y voy apuntarlo en una libreta así ya lo tendré por si me piden el origen de algunas lenguas. ¡Gracias!

Me alegro que te gustara la entrada y te pareciera interesante, ya iré publicando más entradas como esta o parecidas. ^^

¡Muchas gracias por tu comentario!
c: