miércoles, 28 de mayo de 2014

Karakuri - Los orígenes de la pasión robótica japonesa


Los karakuri son muñecos mecanizados o autómatas creados por artistas tradicionales japoneses. Se podrían considerar como los antecesores de los actuales robots humanoides que consiguieron crear por primera vez los japoneses.

Los karakuri en la sociedad
Las figuras de karakuri son autómatas, con inteligencia nula, pero suelen esconder ciertos trucos que llaman la atención al espectador. Antiguamente era todo un arte su fabricación: se usaban en festivales religiosas y también en teatro. Dicen que es una de las razones por las que poco a poco los japoneses han aceptado a los robots como amigos y no como enemigos. Fijaos que en las películas americanas los robots siempre terminan rebelándose e intentando destruir el mundo, mientras que en las series de anime y en el manga muchas veces los robots son los superhéroes, tienen sentimientos y llegan a comportarse coo si de humanos se tratara. Pensad por ejemplo en Doraemon y Atroboy, robots que sienten emociones e intentan siempre hacer el bien ayudando a los humanos que hay a su alrededor.

Hoy en día solo queda un artista en el mundo que sigue fabricando muñecos karakuri artesanalmente: se trata de Shobei Tamaya IX, que parece resistirse a los avances de la tecnología. De todas formas hay varias compañías de juguetes que siguen creando diseños inspirados en el karakuri.

2 comentarios:

Luar dijo...

Me parecen un poco siniestros, pero teniendo en cuenta en la época que se empezó a fabricar es normal y encima muy avanzado por esos tiempos. La pena es que se esté perdiendo algo tan tradicional y, en cierto modo, bonito, pero vamos que me gusta el hecho de que sea uno de los pilares fundamentales de la mentalidad nipona actual, por no decir lo curioso que es =)

Sakura dijo...

La verdad es que a mí me parecen también un poco siniestros, aunque pienso como tú, teniendo en cuenta la época en la que se crearon, es normal.

Y sí, es una pena que se pierda lo tradicional, pero aun siguen haciéndose, no tan tradicional, pero se pueden encontrar por Japón.

¡Gracias por tu comentario!
c: